cursos escritura

“Una mesa propia”

El lugar de trabajo de un artista es su lugar sagrado, su espacio vital. Un lugar donde las ideas fluyen, la creatividad aumenta y se crea arte. Cuando se habla con escritores, la mayoría de ellos coinciden en que el hecho de tener un espacio personal para trabajar influye en gran medida en la calidad del trabajo.

mesa escritor

Mesa de la escritora Jane Austen . Foto de janeaustenworld.wordpress.com

Es muy importante tener un sitio donde poder crear, alejarse de la realidad y sumergirse en el placer de la escritura. Una vez que se han repasado las innumerables notas que, en los momentos de inspiración, han llenado libretas, post-it, o incluso servilletas de papel, se deben poner todas las ideas en orden y empezar a trabajar.

Cada persona tiene su propio proceso creativo: algunas necesitan música, o ambientes ruidosos, y otras, calma y solitud. Por ejemplo, Jane Austen quería que las puertas de su casa hiciesen ruido al abrirse para oír a la gente que se acercaba mientras ella estaba escribiendo y así poder esconder sus manuscritos. Sea cual sea tu lugar ideal, búscalo: el comedor de tu casa con vistas a la calle, una habitación insonorizada… ¿Ya lo has encontrado?

Es importante que cuentes con una buena mesa, que tenga espacio suficiente para acoger todos los objetos que necesitas y que te ofrezca comodidad mientras escribes. ¿Escribes a mano? Ten un buen puñado de hojas y bolígrafos preparados. ¿Con ordenador? Intenta que esté desconectado de internet (menos distracciones) o al menos que las páginas que puedan distraerte estén restringidas. ¿Con máquina de escribir? Ten recambios de tinta.

Que nada te distraiga mientras escribes.

stephen king escritor

Stephen King en su mesa. Foto de writersedit.com

Una buena silla, luz y ventilación también son fundamentales. Que el dolor de espalda no te impida escribir. Las neuronas necesitan oxígeno para funcionar bien: respira hondo a menudo y oxigénate. ¿Te gusta decorar? Pon sobre la mesa una foto que te inspire, ten cerca un libro que te ayude… Rodéate de las cosas que te motiven. Una buena opción de decoración son las plantas porque contribuyen a neutralizar las emisiones de los ordenadores y refrescan el ambiente.

Sea donde sea que escribas, lo importante es que nunca dejes de hacerlo. En una mesa, en una silla, con un ordenador o con pluma. Lo importante es seguir intentándolo. En la Escuela Cursiva te ofrecemos los cursos de escritura y los consejos que te ayudarán a conseguir tu sueño.