novela

Tu novela te espera

Cuando quieres escribir, lo sabes. Sabes que deberías estar escribiendo esa idea que se te acaba de ocurrir antes de que se te olvide. Lo único que necesita nuestra mente es que escribamos y cuando lo hacemos nos damos cuenta de que el tiempo ha pasado volando y de que nos sentimos más felices y relajados porque hemos hecho lo que la mente nos pide.

Cómo saber si eres un novelista en potencia:

Tienes madera de novelista si… Tienes una libreta en la que escribes tus ideas, tus sueños o las citas de tus libros y autores favoritos.  Lo que todavía no sabes es que en tu libreta puede estar el título, el argumento o el personaje principal de la que sería tu novela.

Cuando jugabas con tus muñecos inventabas historias fantásticas, romances, aventuras… Durante la hora de juegos tus muñecos vivían unas aventuras que podrían ser la envidia del mismo Alatriste.

Tienes madera de novelista si… Cuando vas en el metro, en el autobús o estás en una sala de espera… observas a la gente de tu alrededor, escuchas sus conversaciones e inventas historias sobre ellas. Tu imaginación no tiene límites.

Si siempre te ha gustado leer: desde que descubriste el primer libro que te enganchó, y todavía recuerdas con cariño, no has podido parar de leer. Cuando terminas un libro compras cinco más y aunque tu casa esté llena de ellos, crees que todavía tienes pocos.

Finalmente (y más importante) tienes madera de novelista si te gusta escribir. Para ti no es suficiente imaginar historias, necesitas escribirlas y crear un mundo alrededor de ellas. Y cuando no lo haces van acumulándose en tu cabeza: personajes, argumentos e historias que amenazan con no dejarte pensar en nada más hasta que no los liberes y los escribas.

¿Por qué no aventurarte a escribir una novela? Puedes escribirla para ti, para los que más quieres o para el mundo entero. Cuando quieres escribir, ver tu trabajo terminado es el mejor regalo que puedes hacerte. Y seguro que es el primero de muchos más.

En Cursiva sabemos que empezar a escribir una novela puede parecer abrumador: ¿por dónde empezar? ¿Y si no lo consigo? Estas son preguntas que se hacen la mayoría de los escritores. Para ellos tenemos el curso anual de novela, en el que te ayudamos a desarrollar tus ideas, ordenar los argumentos, las escenas, perfilar los personajes y crear una pauta de trabajo para que te ayude a realizar tu proyecto de una forma que sea amena y que te divierta.