masterclass

Las novelas ucrónicas

¿Has oído hablar alguna vez de la ucronía? ¿Sabes lo que es una novela ucrónica? ¿Conoces alguna?

Según la rae, una ucronía es la “reconstrucción de la historia sobre datos hipotéticos”. Pero, ¿qué significa eso exactamente? El crítico literario Julián Díez amplía un poco esta definición y nos lo explica:

“Una narración que se desarrolla en un escenario en el que los acontecimientos históricos divergieron con nuestra realidad a partir de un determinado punto reconocible. No siempre el relato trata sobre ese momento histórico diferente y las razones por las que se produce, sino que se desarrolla en un entorno posterior en muchos años al evento.”

Este subgénero de la ciencia ficción, también considerado un subgénero de la novela histórica, ya que básicamente se alimenta de datos y sucesos históricos, aparece por primera vez en 1876 en Uchronie, l’utopie dans l’histoire (Ucronía: La utopía en la Historia) del filósofo francés Charles Bernard Renouvier, quien en un primer momento la define como una “utopía en el tiempo”, término no aceptado actualmente, ya que no todas las ucronías son utopías, sino que también pueden ser (y normalmente son) distopías, como El hombre en el castillo, de Philip K. Dick. La ucronía ha recibido varios nombres a lo largo del tiempo: historia alterna, virtual o contrafactual y es básicamente el resultado de una técnica narrativa que responde a una pregunta: ¿qué habría pasado si…?, ¿qué hubiera pasado si el Imperio Romano no hubiese caído?, ¿qué hubiera pasado si no hubiese surgido el Cristianismo?, ¿qué hubiese pasado si el Eje hubiera ganado la Segunda Guerra Mundial?…

Por lo tanto la literatura de corte ucrónico, a diferencia de la utópica que plantea un modelo de sociedad/mundo ideal o de la distópica que genera una sociedad alienante, opresiva, absurda, una utopía negativa, describe de forma especulativa posibilidades que hubieran podido ocurrir si un hecho histórico hubiera sucedido de diferente manera a la que sucedió o conocemos que sucedió. Los acontecimientos de estos mundos ficticios podrían haber sucedido de verdad, por eso siguen una estricta lógica. Se emparentan con las novelas históricas porque se centran en hechos históricos que en un momento dado divergen de la realidad. Pero, como dice Julián Díez, estos hechos no tienen por qué acontecer en el mismo momento histórico del hecho que se trata, sino que normalmente se producen muchos años después. Por ejemplo, las novelas en las que el Eje gana la Segunda Guerra Mundial suelen desarrollarse entre la década de los 60 o de los 70, en un momento en el que las consecuencias del cambio ya son visibles.

La ucronía es un género tan fuerte y popular que podemos encontrarla plasmada en todo tipo de obras artísticas: novelas, cómics, series, películas… Aunque es un género que se ha instalado con fuerza, muchas veces ha recibido duras críticas porque ha sido considerado como un revisionismo de la Historia y en algunos casos una intención de fortalecer algunos ideales políticos. A pesar de ello, podemos encontrar novelas ucrónicas espectaculares que se mezclan con la utopía o de la distopía. Entre ellas encontramos, El hombre en el castillo, de Philip K. Dick, mencionada con anterioridad; Lo que el tiempo se llevó, de Ward Moore; Roma eterna, de Robert Silverbeg; El sueño de hierro, de Norman Spinrad; Delenda est, de Poul Anderson…

Ahora que conoces un poco más la ucronía, ¿te animas a leer alguna novela ucrónica?

 

Este post está escrito por el equipo de Cursiva, la escuela de escritores y editores de Penguin Random House Grupo Editorial.