pacto ficcional

La importancia del pacto ficcional y sus 5 normas

¿Qué es el pacto de ficción? ¿Por qué es tan importante respetarlo? ¿Quiénes lo establecen?

El pacto de ficción es único del género de la novela de ficción y es un principio básico y esencial para que sus historias funcionen. El pacto se produce entre lector y autor, pues, la persona que le da vida a una narración no es solo el autor, sino también el lector al leer, imaginar y aceptar los hechos que se producen. Algunas de sus características imprescindibles e inquebrantables son:

El lector acepta que los hechos que ocurren son imaginarios

Todo lo que ocurre son hechos imaginarios, ficcionales y no mentiras y se desarrollan en un mundo puramente imaginario que ha creado el autor pero que se mueve por unas reglas que él mismo ha establecido y que debe respetar para que este pacto sea posible. Por lo tanto, el lector suspende la incredulidad; no se pregunta si lo que ocurre es cierto o no, solo si es verosímil según esas reglas que se han establecido previamente (por ejemplo, en un mundo donde únicamente los árboles hablan, no es verosímil que lo haga un animal o un humano). Pues, el lector ha de limitarse a interpretar y seguir la historia que le están contando y disfrutar, aprender o renegar de ella, en lugar de buscar sus incongruencias.

El autor finge que los hechos que cuenta ocurrieron

El autor, igual que el lector, finge que los hechos que se cuentan ocurrieron como parte del pacto ficcional; en realidad a este se lo puede considerar el creador, el padre de los acontecimientos. Por lo tanto, sería absurdo que renegara de su propio modelo de mundo ficcional.

El autor debe entender que el lector no está en su cabeza

Como el lector no conoce tan bien el mundo que el autor quiere presentar y no puede colarse en sus pensamientos, el autor debe trabajar las descripciones para transmitir todo aquello que imagina de la forma más efectiva posible. Y es que transmitir todo un nuevo y maravilloso mundo imaginado es complicado, pero es posible y muchas veces se convierte en el elemento de más valor en una novela.

El pacto de ficción tiene siempre elementos del mundo real

Aunque el pacto ficcional siempre se de en un mundo de ficción, es necesario que también tenga elementos del mundo real, elementos del mundo que conocemos y conecten en harmonía con aquellos nuevos en un mundo diferente al nuestro pero que nos encaja. Por supuesto, lo que no se explica cómo diferente al mundo real es igual que en este, por eso, es muy importante que el autor determine las matrices de este novedoso mundo.

El pacto de ficción puede ser roto por el lector

El lector puede romper el pacto ficcional cuando el autor tampoco lo respete. Es decir, cuando este no crea su propia historia, sus personajes sean irreales, el argumento sea una copia de otro, no respete las reglas de ese mundo que él mismo ha impuesto y/o la solución a los problemas sea banal, apresurada o infantil.

¿Habías oído hablar del pacto de ficción? ¿Te has encontrado en alguna lectura que el pacto se ha roto? ¿Tienes una opinión diferente?

Si quieres aprender a detectar y analizar obras literarias para no cometer errores en tu escritura, Cursiva te presenta el “Aprende a escribir leyendo” por la autora Clara Peñalver, donde aprenderás a leer para analizar y detectar lo mejor y lo peor de tus lecturas. Para descubrirlo haz clic aquí.

¡Hasta la próxima, escritor!