nuevos retos

Creatividad, tu nuevo reto

Cada persona es un mundo, pero todos tenemos la capacidad de ser creativos, y ahora ha llegado el momento de mejorar. Con algo de ejercicio creativo diario verás que poco a poco te costará menos escribir.

Si incluso los mails de trabajo y las tarjetas de felicitación son difíciles para ti, intenta llevar un diario o tener un cuaderno donde escribir unas frases, pensamientos, ideas… Lo importante es que cada día escribas un poco. De esta forma, veras como, casi sin darte cuenta, te costará menos expresar lo que quieres. Pero si aun así te sientes inseguro, un curso de escritura podría ayudarte: en Cursiva te ofrecemos una gran variedad de cursos de escritura, para que puedas encontrar el curso que mejor se adapta a tus necesidades. Para más información haz clic aquí.

Si ya eres aficionado a la escritura, tu propósito puede ser ir un poco más allá. Relee tus escritos, reescríbelos y enséñaselos a alguien. De esta forma, podrás comprobar si vas por buen camino. Una vez hayas analizado lo que ya llevas escrito, avanza un poco más: si tienes una idea, desarróllala aunque te parezca muy alocada. Puede llevarte a buen puerto o no, pero lo habrás intentado. No tires la toalla nunca. Pero si ves que estás estancado y necesitas inspirarte, en el curso anual de novela descubrirás las herramientas necesarias para proyectar tu idea de novela y empezar a escribirla.

A veces, puede pasarnos que tengamos unos días malos o poco tiempo para escribir, y aparquemos nuestro propósito. Un bache lo pasa cualquiera, vuelve a intentarlo. Para evitar la frustración es tan importante conseguir el objetivo como recompensar el esfuerzo. Si ves que lo estás consiguiendo y estás muy motivado, ¿por qué no te compras ese libro que hace tiempo que quieres? Date un capricho, te lo mereces.

Para mantenerte motivado, comparte el reto con amigos y familiares,  incluso con un amigo@: tener un objetivo común os ayudará a seguir adelante, poneros retos juntos, compartir nuevas ideas e incluso leer el trabajo del otro.

Lo fundamental es que no desistas; puede parecer difícil (o imposible) conseguirlo, pero no abandonar es lo más importante. Al final te sentirás realizado y más motivado para cumplir con tus otros objetivos.

Mucha gente ya lo está consiguiendo. ¿Te animas?