5 cosas que los escritores deberían hacer en las RRSS

 

Hoy en día, tanto las redes sociales como los blogs en general son imprescindibles para el desarrollo de la vida literaria de un escritor. El canal online tiene muchas ventajas: es gratuito, es masivo y es variado. Pero su mal uso o gestión puede condenar nuestra obra o nuestro nombre. Por eso, es importante que tengamos muy claro qué queremos conseguir con las RRSS y cómo podemos sacarles el mayor partido.

Elige bien

Determina para qué quieres utilizar las redes sociales (acercarte a los lectores, publicitar tu obra, ser aconsejado, aconsejar a los demás…). Analiza las diferentes plataformas y crea una cuenta en la que más cómodo te sientas. No hace falta tener un perfil en todas las redes que existan, es mejor centrarse en una o en dos, porque como dice el dicho: quien mucho abarca, poco aprieta.

Preséntate y cuida tu imagen

Dedica un espacio de tu página para presentarte (compartir tus citas favoritas, tus canciones, tus libros u autores…) y utiliza una foto de perfil en la que salgas bien (la gente podrá ponerte cara y empatizar contigo).

Publica novedades interesantes

Comparte las novedades de tu obra (estrenos, presentaciones, firmas de libros…), pero comparte también enlaces de interés, que te gusten y que creas que puedan gustar a tu público, otros blogs de distintos autores…

Envía contenido de interés y con permiso

O dicho de otra forma, no envíes correos con publicidad sobre tu libro, sobre ti o sobre otros contenidos a los usuarios que te siguen sin su consentimiento. Es muy molesto recibir spam cada día y probablemente te hará perder seguidores.

Sé constante

Sé serio y perseverante. Quien la sigue, la consigue y quien no, se perjudica. Si dedicas una página, por ejemplo, de Facebook a tus obras, no la descuides. Si tienes twitter, procura publicar varias veces cada día, ya que es una red muy dinámica y activa. Comparte contenido de manera equilibrada y lógica. Así, permitirás que tus seguidores sepan cuándo publicas y estén al tanto.

Conoce a los seguidores

¡Que no se te suba la fama a la cabeza! Aprecia a toda la gente que te dedica su tiempo, te apoya y te comparte. Mímalos e interactúa con ellos. Que vean que eres una persona de carne y hueso como ellos.